• Inicio>
  • Taller de Maquillaje Corrector: una oportunidad para ayudar a los participantes a retomar el entusiasmo por la vida

Para mejorar la calidad de vida de pieles sensibles

Talleres de Maquillaje Correctivos: un momento especial para compartir y así ayudar a los participantes a recuperar el entusiasmo por la vida

Debido a su naturaleza visible, los problemas de la piel puede a veces dañar la autoimagen de uno y afectar en las relaciones con otras personas tanto en la vida personal como en la profesional. Para mejorar la vida diaria de los pacientes que sufren de patologías de la piel evidentes, el Centro Dermatológico Termal de La Roche-Posay, en colaboración con dermatólogos,  esteticistas y el Laboratorio Dermatológico de La Roche-Posay, desarrolló los Talleres de Maquillaje Correctivo. Esta iniciativa ha inspirado a muchos hospitales alrededor del mundo para ofrecer Talleres de Maquillaje Correctivos en sus tratamientos.

Reencontrándose con su apariencia

El primer Taller de Maquillaje Correctivo se llevó a cabo en 1994 en el pueblo de La Roche-Posay en el Centro Dermatológico líder de Europa en un ambiente de Termas y Spa. Este proyecto, que  recae dentro de un acercamiento terapéutico, busca permitir que los pacientes se acepten a sí mismos nuevamente y poder lidiar mejor con sus problemas a la piel.

Disponible gratis para los visitantes del spa, estos talleres están dirigidos principalmente para personas que sufren de un amplio rango de imperefecciones muy visibles. Los esteticistas les enseñan técnicas de aplicación, les ayudan a elegir la sombra que mejor se ajuste a su piel y discuten con ellos para ayudar a los participantes a sentirse mejores consigo mismos. El Laboratorio Dermatológico de La Roche-Posay apoya esta iniciativa de dos formas: proveyendo su línea de maquillaje de alta tolerancia (ojos, labios, uñas y bases), productos que - hechos especialmente para pieles sensibles, ricos en pigmentos y fáciles de aplicar - permiten camuflar mejor las imperfecciones; y a través del apoyo financiero en la apertura de nuevos talleres alrededor del mundo.

Recuperando la autoconfianza a través del asesoramiento experto


Rosácea, marcas de acné, las marcas de quemaduras, los efectos secundarios del tratamiento del cáncer, vitiligo, lentigo, etc.
Comúnmente es difícil imaginar el alcance que las condiciones de la piel evidentes, sin importar lo severas que pueden ser, son capaces de afectar profundamente la relación de uno con los demás. Las cicatrices no son sólo físicas, sino que también sicológicas.

Por esta razón los Talleres de Maquillaje Correctivo realizados por maquilladores entrenados en sicología, buscan tratar a la persona como un todo, tanto desde un punto de vista estético como sicológico. Aprender técincas de maquillaje correctivas para camuflar imperfecciones es un primer paso. Luego hay que ir a temas aún más profundo, de reencontrarse con la imagen de una y recuperar la femeneidad. Como un lugar para escuchar, compartir y aprender, estos talleres por ende ayudan a pacientes a sentirse mejores consigo mismos, rearmar lazos sociales y recuperar el entusiasmo por la vida.

Este proceso fundamental puede, en ciertos casos, ser suplido por una guía individual o familiar de un psicólogo clínico.

A la fecha, 90 talleres han sido creados alrededor del mundo.

Algunos de los hospitales y clínicas más grandes están abriendo Talleres de Maquillaje Correctivo en sus tratamientos basados en el modelo que se hizo en el Centro Termal La Roche-Posay.

1Fuente: Consejo Nacional de Establecimientos Termales - Francia